Guía para incorporar la perspectiva de género en actuaciones urbanas Comunidad Valenciana

AUTORES

Eva M. Alvarez Isidro, Carlos J. Gómez Alfonso, Universitat Politècnica de València, Direcció General d’Urbanisme



DESCRIPCIÓN
Guía para incorporar la perspectiva de género en actuaciones urbanas Comunidad Valenciana

En febrero de 2020, la Direcció General d’Urbanisme de la Conselleria de Política Territorial, Obres Públiques i Mobilitat de la Generalitat Valenciana [director General de Urbanismo, Vicente García Nebot y Subdirectora General de Urbanismo, Anna Piñeiro] encarga a los arquitectos y profesores Universitat Politècnica de València, Eva Álvarez y Carlos Gómez, la redacción de una “Guía para incorporar la perspectiva de género en actuaciones urbanas en la Comunidad Valenciana”. Dicha tarea se lleva a cabo con la colaboración de José Luis Calabuig, Victoria Aguilar y Victoria Calabuig, el diseño gráfico de Isabel Giner Marco y la contribución de un extenso Equipo Asesor. La Guía busca acompañar a quienes tiene proyectar actuaciones urbanas o planificar el territorio; a quienes tienen que supervisar dichas actuaciones y a quienes tienen que promoverlas, en la tarea de producir un entorno cotidiano, cuidador y próximo para todas y todos. Con el objetivo de aterrizar la teoría propia de la perspectiva de género en la realidad que nos envuelve, la Guía se entiende como un conjunto de recomendaciones que deben facilitar la incorporación de dicha perspectiva de género en todas las escalas de la actuación urbana y en todas las circunstancias territoriales, por la que se plantea como un conjunto de información, recomendaciones, checklists y bibliografía que ayuden a quienes tienen que realizar esta tarea. Esta documentación está organizada en un formato libro de 137 páginas, descargable en la web de Conselleria, en versiones en castellano, valenciano e inglés, con una cuidada presentación gráfica que facilite el ir y venir por la Guía sin desorientarse. El documento, después de la introducción e indicaciones de cómo funciona la Guía, ofrece a quien la revise, cuatro partes. En la primera parte se explica qué se entiende por perspectiva de género, en un tono divulgador y pedagógico; en la segunda parte, se exponen los contenidos sobre los que cada equipo puede reflexionar y debatir, que se estructuran en cuatro líneas de trabajo con indicadores que permitirán la reflexión sobre el desarrollo del proceso y permitirán evaluar el nivel de inclusión de dichos contenidos en la figura de planeamiento o en la actuación urbana de que se trate. La tercera parte, aborda recomendaciones sobre cómo trasladar los contenidos decididos y estudiados a la documentación de cada tipo de actuación, siempre de acuerdo a lo establecido en el texto refundido de la LOTUP, con algunas sugerencias en cada caso en particular; esta tercera parte, finaliza con una explicación y checklist de cómo abordar la redacción del preceptivo Informe de (Evaluación) de Impacto de Género. La cuarta parte insiste en la enorme importancia del proceso de trabajo en el tiempo para que la perspectiva de género se incorpore, efectivamente, en la actuación sobre la que se esté trabajando. Finalmente, la Guía aporta una abundante bibliografía actualizada para quien desee profundizar en el tema. La Guía puede leerse correlativamente o yendo directamente a un apartado en particular; la descripción de dicho apartado remitirá a los contenidos que les pueda ser de interés. Este ir y venir por la Guía se acompaña con referencias gráficas o iconos, asociados a las líneas de trabajo, y con una carta de color que facilite saber en qué parte de la Guía se encuentra a quien la esté leyendo. La idea que subyace es que la Guía ofrezca un proceso de reflexión que permita a cada equipo redactor, conocedor de las circunstancias concretas en las que se desenvuelve la tarea a realizar, proponer su propio listado de variables, checklists e indicadores de manera que el proceso se ajuste a las necesidades del lugar donde se debe desplegar la perspectiva de género, de una manera coherente. Es decir, se ha aplicado la perspectiva de género a la propia redacción de la Guía. La Guía tuvo una primera presentación online al público en marzo de 2021, presidida por el Honorable Conseller Arcadi España y el Director General de Urbanismo, Vicente García Nebot, presentación que dio paso un proceso participativo de aportación de mejoras y sugerencias hasta final de mayo de 2021. Posteriormente, la Guía se presentó en noviembre de 2021, en un acto vinculado a la Semana del Urbanismo, en presencia del Decano del COACV, Lluis Sendra, el Director General de Urbanismo Vicente García Nebot y la Subdirectora General de Urbanismo, Anna Piñeiro. La publicación de la Guía abre ahora un proceso de difusión, divulgación y retroalimentación que permita profundizar en el aterrizaje de los conceptos y prioridades, en la realidad del territorio para acompañar a las personas en el aumento de su autonomía económica, física y política, dentro de una concepción más amplia de interdependencia y ecodependencia, que pone en el foco las tareas de cuidado de todas y todos, sea la que sea la condición de cada persona.

Valores sociales y éticos(compromiso) Esta Guía se alinea con los valores sociales y éticos. El entorno construido materializa y transfiere las desigualdades crónicas existentes entre hombres y mujeres, por lo que actuar sobre el entorno construido, con plena conciencia y capacidad trasformadora, es un ejemplo claro de defensa de los valores de justicia social y de adopción de una ética del cuidado. La incorporación de la perspectiva de género en la arquitectura y el urbanismo supone la búsqueda de la superación de dichas desigualdades existentes, mediante la intervención profesional responsable y cultivada. La perspectiva de género aporta criterios argumentados para analizar y priorizar las acciones que puedan afectar más a quienes tienen menos voz y oportunidades, siendo, a su vez, capaces de construir un entorno mejor para todas y todos.

Valores profesionales Esta Guía se alinea con la defensa de los valores profesionales que toda arquitecta y arquitecto deben preservar, aunque desde una óptica inclusiva y cuidadora. No cabe establecer unos valores profesionales que no estén próximos a las circunstancias y condiciones de quienes habitan en los entornos que se proyectan y construyen. Es por ello que, esta Guía ofrece recursos de análisis, priorización de criterios y posibilidades de actuación tanto a arquitectos como a arquitectas, que se basan en la observación de las necesidades y expectativas de las personas involucradas en cada caso y en promover la ética del cuidado del entorno y el planeta, de las personas, de la memoria. Además, se promueve la autonomía económica, física y política de todas las personas, lo cual, necesariamente, supone una mejora en la situación de las mujeres, sea cual sea su circunstancia.

OTROS PROYECTOS SELECCIONADOS

Este sitio web utiliza cookies para optimizar tu experiencia de navegación y servicio.